Presentación Temas de interes Donde encontrarnos Algo diferente Albúm Links Recibe el boletin Toma de hora por internet Contacto Home
Nueva Dirección: Ramón Subercaseaux 1268, Oficina 309, San Miguel, Santiago Chile. Nuevo Télefono: +562-5567895 e-mail:info@doctorgonzalez.cl

 La Esencia del Hombre

 

La Verdadera Esencia del Hombre:

La respuesta a preguntas tan trascendentes como: ¿Donde pasarás la eternidad?, da un sentido a la vida de la familia de Dios, un porcentaje minoritario de la población mundial, los cuales aseguran tener la respuesta a esta interrogante que por años filósofos y teólogos han luchado por esclarecer. Estos seres, auto denominados hijos de Dios, afirman que la verdadera felicidad solo se consigue al conocer a Dios.

Según uno de sus escritores connotado del siglo pasado, planteaba que el corazón del hombre tiene un vacío que debe llenarse para la felicidad plena, y este vacío tiene la inigualada forma de Dios. Vacío que el hombre común intenta satisfacer con múltiples alternativas, las que no calzan.

Hemos encontrado un hombre, de mediana edad que asegura pertenecer a este grupusculo, quien me manifestó personalmente que la verdadera esencia del hombre, la felicidad plena y el conocimiento personal de Dios se lograba aceptándolo como Salvador personal. Nos manifestó que existen dos tipos de personas y como se puede ser parte de la familia de Dios.

A continuación intentaré de exponer las afirmaciones documentadas de la esencia del hombre, según este representante de los "cristianos"

 


Aceptar a Jesús como Salvador Personal es la decisión mas importante que se pueda realizar en la vida, desgraciadamente la mayoría de los individuos la han rechazado, y por ello, Dios advierte que ellos sufrirán por siempre.


El diablo, que es un ser real como se describe en toda la Biblia, desea que usted no entienda y rechace la verdad de la salvación ofrecida gratuitamente y para siempre por Dios.

En la humanidad, hay solo dos opciones pertenecer a la familia:

1. La Familia de Satanás:

Juan 8:44, habla de un grupo de gente que son “de vuestro padre el diablo…”. El nacimiento natural a través de su padre físico, le asigna automáticamente pertenecer a esta familia al heredar la naturaleza pecaminosa de Adán, Romanos 5:12 dice: “Por tanto como el pecado entro al mundo por un hombre (Adán ), y por el pecado la muerte, así la muerte paso a todos los hombres por cuanto todos pecaron.”
Romanos 6:23 “ Porque la paga del pecado es muerte,…”. 1era. Corintios 15:22. “….en Adán todos mueren…”.

2. La Familia de Dios:

Juan 1:12-13 dice: “ Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de se hechos hijos de Dios, ( así entra en la familia de Dios ) los cuales no son engendrados de sangre ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón ( no es un nacimiento físico ), sino de Dios”.
Pertenecer a la Familia de Dios debe ocurrir un nacimiento nuevo, no solo el nacimiento físico, sino también uno espiritual. Juan 3:3 “…De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo no puede ver el reino de Dios.”. Este nuevo nacimiento le agrega a la familia de Dios, de igual manera que el nacimiento físico le ingreso en la familia de su padre.

El asunto es muy simple, tan simple que aún los niños pueden entenderlo, y así lo manifestó Jesús en el evangelio.

No se trata de Religiones, Jesús al referirse a los fariseos, los mas grandes religiosos de la época, dijo que eran sepulcros blanqueados, que por dentro estaban llenos de inmundicia. (Mateo 23:27)

Ni de cumplir mandamientos, La Biblia nos asegura que todos hemos pecado y que al infringir la ley en un mandamiento nos hacemos culpables de la ley completa (Santiago 2:10)

El ladrón que murió junto a Jesús, estuvo ese mismo día con Jesús en el cielo, no participó en ninguna religión en su vida, ni cumplió la ley o mandamientos, es mas estaba condenado por infringirlos como el mismo lo reconoció en la conversación que mantuvo con Jesús antes de morir.

Es tan simple como decirle a Dios en oración que tu reconoces que debías haber pagado el precio del pecado, la muerte espiritual, y que aceptas que Jesús lo pago por ti en la cruz, di le a Dios que te perdone porque tus ofensas fueron la que lo hicieron sufrir lo que sufrió en la cruz, Reconoce que resucitó, venciendo la muerte e invítalo a morar en tu vida.

Dios, nuevamente, a través de estas líneas te enfrenta a la decisión más importante de tu vida, para ti y tus seres queridos. Apocalipsis 3:20, dice que esta en la puerta llamando. Si tu le abres la puerta de tu corazón y le dejas entrar, El entrará en tu vida, y morará contigo para siempre. Aceptalo!!!!

 
 
Actualizado Octubre 2016
Doctor Gonzalez © 2006-2016 desarrollado por US3